martes, 7 de abril de 2015

Asociación de Bares y Centros Nocturnos (ABCN)

Por: Carlos Alberto Landa Silva
Presidente de la ABCN 

La Asociación de Bares y Centros Nocturnos, es una agrupación integrada por establecimientos mercantiles ubicados en la Ciudad de México Distrito Federal.
Negocios que han decidido unirse en la defensa de sus intereses y para el impulso de propuestas de carácter legislativo así como con alcance de políticas públicas para beneficio propio y de las autoridades encargadas de gobernar a la Ciudad.
Los empresarios dueños de los negocios han decidido realizar un esfuerzo conjunto para lograr el reconocimiento, legalización y regulación del baile erótico como una actividad artística de entretenimiento para personas adultas, pero sobre todo para diferenciar su actividad de cualquier conducta delictiva.
Quienes integran la Asociación, ya no están dispuestos a que el baile erótico siga siendo relacionado con la prostitución y menos aún con el delito de Trata de Personas.
Por esos motivos, la Asociación ha elaborado un proyecto de negocio “MODELO”, el cual contiene una serie de investigaciones, análisis y propuestas dirigidas a las autoridades de la Ciudad de México, en donde se argumenta y se sustenta la postura de la misma. 
Con el propósito de no ser relacionados con actividades delictivas y de no seguir padeciendo la persecución de la autoridad penal, el documento ya ha sido entregado a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, a través de la Subprocuraduría de Atención a Víctimas del Delito y Servicios a la Comunidad y a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, por conducto de Grupo Parlamentario del PRD.
Es muy importante mencionar que desde su inicio la Asociación trabaja en conjunto con representantes de las bailarinas y de los trabajadores quienes están integrados en el Movimiento Pro Entretenimiento Erótico. Movimiento que surge como respuesta a los brutales e ilegales operativos llevados a cabo en diversos  establecimientos en la Ciudad de México, por conducto de la Fiscalía especializada en el Delito de Trata de Personas, encabezada por la Fiscal Juana Camila Bautista Rebollar.
Queremos dejar muy en claro, que nuestra apuesta es por la legalidad de nuestra actividad, y no por la impunidad de nuestra conducta.
Consideramos que ha llegado el momento de debatir sobre el tema del erotismo como un espectáculo público legalmente reconocido y reglamentado.
Es por eso, que estamos buscando un acercamiento con el Congreso de la Unión, para que nos den la oportunidad de hablar y de ser considerado dentro de un marco legal.
Si ya se ha garantizado el respeto al derecho de las mujeres para decidir libre y voluntariamente sobre la maternidad, y en su momento, se decretó la legal interrupción del embarazo. Así como también se ha respetado la libertad de las personas para  ejercer su orientación y preferencia sexual, y actualmente se debate sobre la libertad de las personas para consumir un tipo de estupefaciente.
¿Porque no considerar el respeto y la libertad de las personas para expresar y disfrutar de una opción de diversión, sin que necesariamente se lastime o dañe la dignidad de persona alguna?; como sucede en las grandes ciudades de todo el mundo.
Insistimos, deseamos ser reconocidos, no perseguidos; identificados, no criminalizados.
Además nos preocupa y lástima, que en este supuesto combate a un delito, se esté atentando en contra de los Derechos Fundamentales de las personas consagrados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y en los Tratados Internacionales en materia de Derechos Humanos, suscritos y ratificados por el Estado Mexicano. 
No deseamos que en nuestros negocios, por motivo alguno, se repitan operativos como los realizados en los dos últimos años; en donde la intransigencia, la falta de profesionalismo, de protocolos de actuación, y abusos de los ministerios públicos y del personal de la Fiscalía que encabeza la Lic. Juana Camila Bautista ha puesto en grave peligro la integridad de las bailarinas, y de todas las personas detenidas.  Además de consignar, injusta e ilegalmente a decenas de personas a los diferentes Reclusorios del Distrito Federal; violando con ello los principios del debido proceso y el de presunción de inocencia al exhibirlos públicamente en diversos medios de comunicación.
Dice la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en el párrafo tercero del artículo 1°: “Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. En consecuencia, el Estado deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la ley.”
En el caso de la Ciudad de México, la encargada de velar por el orden y la justicia, es la primera que lo viola, como es el caso de la Fiscal anti trata.
Queremos dejar en claro nuestra posición:
       No estamos en contra del combate al delito de Trata de Persona, al contrario estamos a su favor, pero pedimos que sea un combate en contra de todas las diversas expresiones del delito y no un combate parcial o simulado.
       Exigimos que durante los operativos se garantice el respeto de los derechos fundamentales de las personas.
       Que no se ponga en riesgo la integridad física de los detenidos por la ausencia de protocolos de actuación.
       Pedimos que durante las detenciones, no se les obligue, mediante violencia física y emocional por parte del personal de la Agencia a las bailarinas, a firmar declaraciones, en donde se asientan hechos y testimonios falsos, y sobre todo, que estas actuaciones no se tengan por legales, debido a que fueron obtenidas violando derecho fundamentales
       Que a los trabajadores detenidos y consignados, se les garantice el respeto al principio de presunción de inocencia; consagrado en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos
       Que se les deje de exhibir públicamente como delincuentes ante los medios de comunicación. Ya que con ello se les expone a una condena moral y social.
       Que a los establecimientos que estamos haciendo un trabajo transparente y legal, se nos reconozca nuestra labor.
       Que nos dejen de llamar o considerar “Giros Negros”
       Que se nos garantice y respete el derecho al trabajo.
       Que el baile erótico sea reconocido como una actividad lícita.

Por ultimo agradezco a Rostros de la Trata este espacio, esperando que sigamos en contacto.









No hay comentarios:

Publicar un comentario